La Nueva Normal. ¿Cómo el Covid19 redefinirá las Estrategias de la Cadena de Abastecimiento?

La Nueva Normal. ¿Cómo el Covid19 redefinirá las Estrategias de la Cadena de Abastecimiento?

Es momento que todos los gestores de Abastecimiento se reinventen y se logren ajustar a la “Nueva Normal”. El confinamiento global ha generado interrupciones tanto en la oferta como en la demanda de bienes y servicios. La recuperación completa tomará algo de tiempo, pero es momento para que las empresas miren más de cerca su Cadena de Abastecimiento, con las vulnerabilidades que ahora se han puesto en evidencia en esta Pandemia.

En este artículo responderemos las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué las empresas estarán dispuestas a pagar valores adicionales para asegurar el abastecimiento continuo e ininterrumpido?
  • ¿Cómo la diversificación de proveedores se convertirá en una prioridad top?
  • ¿Por qué el riesgo de Abastecimiento de ahora en adelante será tan crítico (sino más) que el riesgo financiero?

1. La disrupción principal está por llegar

La Cadena de Abastecimiento cambiará de manera drástica por lo que las compañías deben prepararse para implementar un plan para minimizar una disrupción en el futuro. Como resultado de la Pandemia Mundial, hemos visto como algunos insumos básicos tienen una sobre-demanda en especial los relacionados con EPP´s e implementos médicos.

El Covid-19 ha impactado de manera dramática industrias como la de alimentos, restaurantes, aerolíneas, viajes, turismo y pequeños negocios. Sin embargo, se espera que la disrupción de productos alimenticios y de consumo masivos sea corta y de menor escala, mientras que la manufactura internacional tiende a ser reemplazada por productos locales para tener tiempos más cortos de suministro con cadenas de abastecimiento más simples.

La mayor parte de la disrupción sucederá en las Cadenas de Abastecimiento más complejas que implican pasos múltiples que se apalancan en sub-componentes de otras geografías. Disrupciones de manufacturas que dependen de componentes chinos hasta ahora están empezando a sentir su escasez y lo peor está aún por venir. La parte más álgida de Cadenas de Abastecimiento que es dependiente de varias geografías y de múltiplos pasos para complementar la Cadena, se espera que llegue en 2 o 5 meses a partir de este momento.

2.Suministro Confiable es el Nuevo Precio a ser aprobado

Tanto Compradores como Proveedores, necesitan acelerar sus procesos de Abastecimiento de manera considerable una vez que la Pandemia empiece a retroceder y se empiece a configurar una “Nueva Normal” que se verán reflejadas en primera instancia en las discusiones comerciales. Las decisiones de Abastecimiento de manera gradual se basarán en la selección de aquellos proveedores que contengan mayor nivel de redundancia en sus cadenas de suministro.

Las compañías estarán dispuestas a pagar valores más altos para agregar resiliencia en sus Cadenas de Abastecimiento, por lo que decisiones sólo basadas en precio serán secundarias para muchos elementos considerados críticos considerados como estratégicos dentro del matriz de Kraljic. Existirá sin lugar a dudas una re-evaluación en la distribución de productos dentro de las relaciones comprador-proveedor a nivel mundial.

3.Aceleración de las Cadenas de Suministro (No basadas en China)

Compañías de tamaño grande y mediano ahora tendrán que revisar, de manera más profunda, su entendimiento del impacto de la crisis en tiempo real. De manera inexorable vendrá más Machine Learning e Inteligencia Artificial, aplicado al Procurement para reducir riesgos. Por mucho tiempo China fue el destino seleccionado por muchas empresas por sus economías de escala en manufactura, históricas ventajas competitivas en costo y políticas de desarrollo estatales. Sin embargo, en las últimas décadas se han presenciado tendencias hacia la diversificación, lo cual añade redundancia a los proveedores localizados fuera de China.

En los últimos 3 años esta tendencia se ha acelerado porque las preocupaciones crecientes sobre la propiedad intelectual, inestabilidad de aranceles, reducción de los ciclos de algunos productos y desastres naturales. El COVID-19 impactará la Cadena de Abastecimiento acelerando rápidamente esta tendencia hacia la diversificación de nuevos proveedores. La concentración del Abastecimiento exclusivamente desde China, no será aceptable desde un punto de vista de riesgo para grandes Corporaciones, en tanto que el impacto financiero es importante en el mercado global.

4.Hacer planes para la Disrupción

Históricamente las Cadenas de Abastecimiento han sido diseñadas para un desempeño optimo en condiciones de operación estándar. Sin embargo, el número de eventos disruptivos –desastres naturales, paros nacionales, fluctuaciones de precio en los commodities y cambios tributarios por nombrar solo algunos-,  han incrementado de manera importante en los últimos años. La “Disrupción” es la Nueva Normal. La pandemia será la punta del iceberg de lo que se viene. Las empresas necesitan empezar a diseñar sus Cadenas de Abastecimiento con nuevas prioridades:

Prioridad 1: Certidumbre en la Cadena de Abastecimiento bajo condiciones adversas.

Prioridad 2: Eficiencia bajo condiciones operativas estándar.

5.El riesgo de proveeduría de bienes y servicios es el nuevo “riesgo financiero”

Después de la crisis financiera del 2008, las empresas enfocaron sus esfuerzos en caracterizar y monitorear los riesgos financieros dentro de la organización y por fuera de la misma, con sus aliados comerciales (clientes y proveedores). Existió una explosión de tecnologías y servicios para atender esta necesidad del mercado. “El riesgo del Proveedor” será análogo al “Riesgo Financiero” después de la crisis del COVID-19. Después de que la crisis desaparezca, las juntas directivas y accionistas demandarán que las organizaciones adopten medidas más proactivas que permitan administrar y gestionar el riesgo de proveeduría.

Preguntas Clave para las organizaciones:

1.¿Cómo los contratos que atienden la Cadena de Abastecimiento se adaptan a la “Nueva Normal”?

2. ¿Qué tan resilientes son sus proveedores y sus contratistas dentro del ecosistema de Abastecimiento?

3. ¿Están los proveedores innovando lo suficiente para atender la demanda (mientras que disminuyen sus riesgos operativos), preparándose para después de la Pandemia?

4. ¿Está su Cadena de Abastecimiento basada en un software anticuado o un software flexible que se adapte a esta “Nueva Normal”? ¿Cuál es el impacto Financiero de esto?

5. ¿Qué tan transparente es la Cadena de Abastecimiento?

6.¿Se pueden entrever señales de riesgo antes de poderlas materializar?

7. ¿Tiene la empresa un plan de mitigación de riesgos dentro de la Cadena de Abastecimiento que sea de fácil y rápida implementación?

8. ¿Cómo la crisis del COVID-19 impactará toda la empresa?

9. ¿Qué puede aprender la Organización de esta crisis para mejorar el proceso de operacional sin disrupciones?

Artículo Basado en publicaciones GEP.